Preguntas frecuentes sobre mantenimiento general y garantía

Todos los vehículos Mazda tienen una garantía completa de 5 años o 100.000 kilómetros, lo que ocurra primero. Esto que quiere decir que Mazda garantiza al propietario del vehículo que éste está libre de defectos de materiales y mano de obra durante su fabricación. Para esto, Mazda asume que el vehículo será utilizado para lo que fue fabricado y que el propietario hará los mantenimientos que corresponden.

Sí. Componentes como el sistema de calefacción y aire acondicionado tienen una garantía de 1 año o 20.000 kilómetros. Esto es igual para el sistema de sonido y parlantes, batería y neumáticos.

Hay varias situaciones en las que la garantía podría no ser aplicable, como por ejemplo cuando el vehículo no es utilizado correctamente al sobrecargarlo. Otro ejemplo es el daño causado a partir de reparaciones hechas en talleres no autorizados por Mazda o por el uso de repuestos o accesorios que que no respeten las especificaciones de fábrica.

Así mismo, la falta de mantenimiento o el el uso incorrecto de combustible, aceite, refrigerante y demás fluidos, pueden ocasionar daños que no estén cubiertos por la garantía del fabricante.

Por último, existen partes del auto que tienen un deterioro normal durante su uso: amortiguadores, el sistema de embrague, los frenos, entre otros. Estos componentes se irán desgastando regularmente, lo que significa que su reemplazo no está previsto en la garantía si su deterioro es el normal.

Porque es la mejor forma de asegurar la inversión que has hecho al comprar un Mazda, sin importar si lo utilizas para trabajar o para tu vida diaria. El servicio programado sirve para controlar el costo del mantenimiento de tu auto en el mediano y largo plazo, y evitar así sorpresas innecesarias. Además, tu Mazda ofrece una garantía de fábrica que necesita estar sustentada en un cuidado adecuado de todos los aspectos de tu auto. El mantenimiento es un asunto que no debe ser tomado a la ligera.

Existen tres tipos de servicio de mantenimiento según el kilometraje que tenga tu vehículo:

Mantenimiento Tipo 1: corresponde al servicio que se realiza cada 5.000 kms y consiste en el control y cambio de fluidos y filtro de aceite, el ajuste de los componentes de la suspensión, dirección y carrocería. También se hace un diagnóstico del sistema de control electrónico del vehículo.

Mantenimiento Tipo 2: consiste en controlar los componentes que se desgastan en el corto plazo y se hace cada 10.000 kms. Al mantenimiento Tipo 1 se suman: control de los componentes de seguridad (dirección, suspensión y frenos), inspección y/o cambio de componentes de filtrado para motor y climatización, limpieza y ajuste de componentes de alimentación y estabilidad del motor.

Mantenimiento Tipo 3: en este mantenimiento se verifica el estado de los componentes que tienen un desgaste en el mediano plazo, por lo que puede ser combinado con el mantenimiento Tipo 1 y/o Tipo 2. Se hace el cambio de los fluidos de la transmisión y/o refrigeración, así como el cambio de componentes del sistema de encendido y sincronización del motor.